Categories
Reseñas de libros

#Reseña de libro ESPÍRITU DE ÁNGELES PERDIDOS de Liza Perrat (@LizaPerrat). Traducción Sandra Cifuentes ( @scdtranslations) Una novela para amantes de la historia de la mujer, de las aventuras y de la Revolución Francesa #novelahistórica

Hola a todos:

Como sabéis, escribo muchas reseñas, aunque por motivos varios parece que leo mucho más en inglés que en español (soy miembro de varios grupos de reseñadores y contribuyo a otros blogs, todos en inglés, y en NetGalley no me consigo resistirme a las novedades que ofrecen, aunque espero que incluyan pronto libros en español) aunque tengo varios acumulados que están al caer.

A veces suena la flauta por casualidad, y una autora de la que me he leído dos novelas recientemente, Liza Perrat, australiana, me comentó que una de las novelas que me había leído tenía una versión en español, así que no me pude resistir a compartirla con vosotros. También he traducido la reseña, aunque debe constar que no me he leído la traducción al español, así que no os lo toméis todo al pie de la letra, pero, por si tenéis dudas, os sugiero que le echéis un vistazo a la muestra en Amazon. Yo creo que os encantará. Bueno, ahí va.

Espíritu de ángeles perdidos de Liza Perrat
Espíritu de ángeles perdidos de Liza Perrat

Espíritu de ángeles perdidos de Liza Perrat (Autora), Sandra Cifuentes Dowling (Traductora)

Después de que su madre fuera ejecutada por brujería y su padre muriera a causa de la indolencia de un noble, Victoire Charpentier se prometió a sí misma que superaría sus humildes orígenes campesinos.

Obligada a dejar Lucie-sur-Vionne, el pueblo de su infancia, para realizar labores domésticas en París, Victoire deberá sufrir espantosos abusos bajo el antiguo régimen monárquico del siglo dieciocho.

Encerrada en La Salpêtrière, el manicomio más cruel de la Francia de aquel entonces, una desesperada Victoire iniciará una relación con Jeanne de Valois, conocida embaucadora que había sido confinada en el mismo lugar por el caso de un collar de diamantes. Con la ayuda de la no solo despiadada sino también carismática condesa De Valois, Victoire se forjará un nuevo destino.

Inmersa en el frenesí de la Francia prerevolucionaria deberá encontrar el ímpetu necesario para unirse al pueblo sublevado que tomará La Bastilla. ¿Podrá armarse de valor para colaborar en el derrocamiento de la corrupta y diabólica aristocracia?

En los tumultuosos días de la Revolución francesa, las mujeres de Espíritu de Ángeles Perdidos deberán enfrentarse a la tragedia y a la traición en un mundo donde su virtud podrá ser también su maldición.

https://www.amazon.com/Esp%C3%ADritu-%C3%A1ngeles-perdidos-Spanish-Perrat-ebook/dp/B01GR72840/

https://www.amazon.es/Esp%C3%ADritu-%C3%A1ngeles-perdidos-Spanish-Perrat-ebook/dp/B01GR72840/

Author Liza Perrat
Autora Liza Perrat

Sobre la autora

Liza creció en Wollongong, Australia, donde trabajó como enfermera general y matrona durante quince años.

Tras conocer a su esposo francés en un bus en la ciudad de Bangkok, se mudó a Francia donde vive junto a él y a sus tres hijos hace más de veinte años. Allí trabaja a tiempo parcial como traductora en temas médicos del francés al inglés.

Luego de realizar un curso de escritura creativa, varios de sus cuentos cortos han ganado premios, principalmente el concurso anual Writers Bureau en 2004. Sus historias se han publicado profusamente en antologías y revistas periodísticas y sus artículos en francés acerca de la cultura y las tradiciones francesas en revistas internacionales tales como France Magazine y France Today.

Espíritu de Ángeles Perdidos corresponde a la primera de una saga de novelas históricas que cuentan con la Francia rural como telón de fondo.

Mi reseña:

Recientemente he leído y reseñado una novela de Liza Perrat, en inglés, la fabulosa The Silent Kookaburra (La Kookaburra silenciosa) y cuando se presentó la oportunidad, no me pude resistir a leer otra novela de esta autora. Al preparar la otra reseña descubrí que la autora es más conocida por sus novelas históricas y eso se notaba también en The Silent Kookaburra, que aunque está ambientada en una época mucho más cercana (los años setenta en Australia), cuenta con unos escenarios muy detallados, una atmósfera y unos eventos históricos de fondo que hacen que merezca esa clasificación, junto con una historia inquietante y bellamente escrita.

Espíritu de ángeles perdidos encaja perfectamente dentro de la categoría de novela de ficción histórica. Ambientada en Francia, unos cuantos años antes de la Revolución Francesa, sigue la vida de Victoire Charpentier, una chica nacida en una granja en un pueblo pequeño, cuya madre era una mujer sabia, comadrona y curandera, y que se tuvo que enfrentar a la muerte y a tragedias personales desde muy joven. Es víctima directa de la injusticia de la sociedad de la época (el carruaje de un aristócrata atropella a su padre y ni siquiera se detiene) y no es de extrañar que quiera vengarse. Las tragedias y los desastres se amontonan en su vida y los breves momentos de felicidad  se ven interrumpidos cuando de nuevo pasa alguna otra cosa mala. Su historia podría considerarse un melodrama, ya que Victoire siempre se encuentra en el centro de todo lo que pasa, y sobrevive contra toda predicción. Sus experiencias demuestran que la vida de una mujer es dura (y aún lo era más en aquella época). Perder a tu marido, a tus hijos, que te violen, te acusen de ser una bruja, y que no te dieran ni voz ni voto era lo habitual. Lo que ayuda a Victoire más que nada es el saber leer. Su talento para leer y escribir la ayuda a mantenerse en contacto con sus seres queridos, más tarde le proporciona una carrera literaria y el medio para concienciar a los demás de los sufrimientos de las mujeres y los pobres, y la ayuda a conocer a gente importante y a mantener esas conexiones. Y también la ayuda a cumplir su sueño y a conseguir un final feliz. Para mí, entre los puntos fuertes de la novela destacan la atención que le presta a la historia de las mujeres y sus condiciones sociales (sin centrarse tan solo en las mujeres de la aristocracia) y a la vital importancia de la educación.

El libro está bellamente escrito, narrado en primera persona por la protagonista, que se expresa con soltura. Como descubrimos más tarde, Victoire aprende a escribir muy bien, aunque al principio hubo momentos en que la belleza de la escritura me resultaron algo chocantes (cuando le escribe una carta a su hija Ruby en un momento dela historia en que aún está intentando mejorar su escritura, la carta no solo expresa sus sentimientos más profundos sino que, a pesar de la terrible situación por la que está pasando, resulta incluso lírica), aunque eventos que ocurren más adelante y el final hacen posible una interpretación distinta de la novela. El bello lenguaje y las detalladas y a veces poéticas descripciones ayudan a que los lectores se sientan transportados a la Francia de la época y que compartan los olores (y hedores), el tacto, las impresiones de los diversos lugares (incluyendo las experiencias aterradoras de La Salpêtrière). Las figuras históricas y los sucesos de la época (Victorie conoce a Thomas Jefferson, intercambia correspondencia con Mary Wollstonecraft y se hace amiga de Jeanne de Valois, que llega  jugar un papel muy importante en su vida) junto con la textura y entorno del libro hacen que la Francia de finales de siglo XVIII resulte aún más vívida. La autora explica en una nota al final del libro que su protagonista es totalmente ficticia y todas sus interacciones con las figuras históricas son inventadas, aunque inspiradas por los personajes reales.

Disfruté en particular de las reflexiones del personaje sobre el papel de la mujer en la sociedad de la época, de su terrorífica pero instructiva estancia en La  Salpêtrière, y de sus muchos recursos y perseverancia. Esta es una novela repleta de acción, donde los eventos se suceden rápidamente y a la protagonista le pasan muchas más cosas de las que le tocarían vivir a nadie en el mundo real, hasta tal punto que hace falta suspender un poco la incredulidad. Quizás porque seguimos al personaje durante mucho tiempo, y Victoire es un vehículo que refleja los eventos históricos y las experiencias de las mujeres en esa era en particular, no me pareció que su personaje fuera tan consistente o psicológicamente detallado como el de Tanya en The Silent Kookaburra (donde aunque vemos a la protagonista en dos edades diferentes, la mayor parte de la historia está contada desde el punto de vista de la niña Tanya, de solo 11 años). Dicho eso, esta es una historia maravillosa, llena de aventuras y cambios de suerte, que os transportará a un lugar y una época de suma importancia, y aunque es la primera novela de la escritora, ya muestra su dominio del lenguaje y su habilidad para crear historias que enganchan.

Gracias a la autora por compartir su novela, gracias a todos vosotros por leer, y ya sabéis, dadle al me gusta, comentad, compartid y haced CLIC!

GET MY FREE BOOKS
%d bloggers like this:
x Logo: Shield Security
This Site Is Protected By
Shield Security